martes, 13 de diciembre de 2011

INSOMNIO


Mis ojos se entreabren de madrugada
frente a un río caudaloso
donde viajan  a toda prisa tus recuerdos..
me busco en ellos sin fortuna;
debo ser la página olvidada en un cuartel
desguarnecido,
el fusil rendido en un campo de batalla
con miles de muertos.

Tu fragancia trasciende las aguas,
me habla de tus amores furtivos,
del pétalo quebrantado
con otras caricias,
del grito que te nace en  el vientre
y que alimenta otro orgullo.

Por qué despierto a esta hora
sin saber correr contra la corriente,
Para qué se encienden todas las luces
del universo si sólo he de verte pasar,
jugueteando con tus dones,
sonriéndole al caporal de tu dicha.
Oscurézcanse mis ojos
y que con el amanecer se vaya mi voz..