lunes, 30 de noviembre de 2009

OTRA VEZ EL EXTRAÑO


Otra vez el extraño se vuelve contra mí,
llega amenazante galopando
sobre una nube de suspiros,
penetrando en mi pecho como un truhán
a través de la lumbre de dos luceros negros
y el vuelo sinfónico de una sonrisa.
Inquilino eterno de mi corazón
que se aleja en medio de tormentas
y el rubor triste de las rosas
mas vuelve siempre como un visitante inesperado
con las maletas llenas de ilusión.
Otra vez aquí el extraño
y no sé si estar triste o sonreír por su presencia,
si dejarlo entrar y encenderle las luces
para que habite nuevamente en mí
o mudarlo hacia algún rincón del pasado sin retorno.
Vengador indomable del dolor,
incorregible soñador
que a veces se viste de falsario
para cobrarle rentas al placer,
niño feliz, terco madrugador,
extraño vagabundo
otra vez estás aquí,
otra vez…